El abuso de las nuevas tecnologías durante el confinamiento