Signos de alerta en el desarrollo del lenguaje de 0 a 3 años

En esta entrada hablaremos sobre los signos de alerta a los que debemos de prestar atención de nuestros peques de la casa.

Es normal que los padres se preocupen por sus hijos, una de las cosas con las que más nos inquietamos es si el niño una vez llegados a los dos años no anda, ¿si un niño a esa edad no dijese nada deberíamos de preocuparnos? En muchas ocasiones dejamos en segundo plano el lenguaje con la típica frase de “ya hablara”, siendo esto un error.

Durante los 3 primeros años, el cerebro de un niño se está desarrollando y madurando, comenzando una etapa crítica para adquirir el lenguaje, en los que debemos de darle los estímulos adecuados para lograr que el niño obtenga unas habilidades comunicativas adecuadas.

A continuación os proporcionamos los signos a estar alerta según la edad que tenga:

Recién nacido hasta los 3 meses:

  • No reacciona a los ruidos
  • No se calma ni sonríe cuando le hablan
  • Llanto raro
  • No fija la mirada
  • No reconoce voces
  • Irritabilidad persistente

 

De 4 a 6 meses:

  • No sigue los sonidos con los ojos
  • No responde a los cambios de voz ni volumen
  • No presta atención a la música
  • No balbucea

 

De los 7 a los 12 meses:

  • No silabea
  • No le gusta la presencia de otros
  • Rechaza el juego
  • No atiende cuando le hablan
  • No tiene curiosidad por descubrir nuevos objetos
  • No voltea la cabeza ni mira hacia donde viene el sonido
  • No comprende palabras comunes (casa, perro, vaso…)
  • No se comunica usando gestos
  • No balbucea ni imita sonidos largos y cortos (babababa, papapa, mamama..)
  • No balbucea para llamar la atención
  • No se comunica usando gestos

 

De los 12 a los 24 meses:

  • Hacia el primer año no dice su primera palabra (mama, papa, adiós…)
  • No imita acciones ni palabras
  • Pierde habilidades
  • No señala
  • No reconoce partes del cuerpo
  • No sigue ordenes simples y comprende preguntas simples (¿Dónde está mama?, ¿quién tiene un sombrero?…)
  • No une dos palabras
  • No adquiere palabras nuevas
  • No disfruta de cuentos, canciones ni rimas
  • No mantiene la atención en los juegos
  • Se aísla de los demás

 

De los 24 a los 36 meses:

  • Utiliza una palabra para nombrar casi todo
  • Solo realiza frases de dos o tres palabras
  • Vocabulario escaso (menos de 100 palabras)
  • Utiliza gestos para comunicarse
  • No se le entiende cuando habla
  • Repite expresiones verbales como un eco (ecolalias)
  • No entiende instrucciones sencillas de dos pasos
  • No es capaz de contar hasta 3
  • Sustituye una palabra por otra
  • No realiza juego social, simbólico ni imaginativo

Si su hijo presenta alguna de estos signos de alerta mencionados anteriormente, puede contactar con nosotros. El logopeda es el profesional sanitario capacitado para evaluar y realizar la intervención en los trastornos del habla y el lenguaje en niños.

 

 

Vanesa Marco García. Departamento de logopedia del Centro Inteligencia Activa en Alicante.