Estimulación del lenguaje en la edad temprana

En los primeros años de los niños es muy importante la actuación de los padres y de los profesionales la educación  para estimular el lenguaje, ya que es una etapa crítica para su posterior desarrollo en otras habilidades.

El desarrollo del lenguaje no solamente es hablar y comunicarse adecuadamente, sino que también es un elemento fundamental para el desarrollo cognitivo del niño, siendo una herramienta para comprender y relacionarse con el entorno que le rodea. Realizar un programa de estimulación del lenguaje y proporcionar pautas adecuadas nos ayuda a prevenir posibles dificultades y trastornos en el habla y lenguaje, además de mitigar las que pudiesen existir, por ejemplo: trastornos de los sonidos del habla , retrasos del lenguaje, trastorno especifico del lenguaje, etc…

En esta entrada os facilitaremos unas estrategias para trabajar con los peques y facilitar su desarrollo lingüístico y los aspectos que debemos de estimula según Milagrosa Serrano González:

Estrategias a utilizar:

  • Reforzar el habla del niño, respondiendo positivamente a las vocalizaciones y a sus intentos de interactuar con vosotros.
  • Buscar siempre el contacto ocular del niño  cuando nos estemos dirigiendo a él.
  • Utilizas diferentes juguetes, objetos y cuentos para estimular el lenguaje, la atención conjunta y el juego simbólico.
  • Articular de forma correcta las palabras sin cambiar los nombres a los objetos por otro infantilizado (ejemplo: biberón – bibe).
  • Proporcionar un modelo correcto de habla repitiendo de forma adecuada la palabra mal articulada o la oración mal construida.
  • Hablar de forma clara, lentamente y con frases cortas y sencillas.
  • Fomentar la necesidad de pedir y solicitar objetos por parte del niño, no adelantarse a sus necesidades.
  • Comentar y describir las acciones que se están realizando con el niño para facilitar la comprensión y la incorporación de las rutinas.
  • Darles tiempo para que puedan contestar a nuestras preguntas y peticiones.
  • Promover el ritmo y las canciones infantiles.

Aspectos a trabajar y su objetivo:

  • Discriminación y memoria auditiva de onomatopeyas y fonemas: Discriminar y memorizar el sonido de onomatopeyas y de los diferentes fonemas.
  • Fonética-fonológica: Mejorar progresivamente la expresión, tanto en comprensión como en articulación.
  • Morfo-sintaxis: Construir adecuadamente frases simples (sujeto + acción + objeto/cualidad).
  • Léxico-semántico: Desarrollar un vocabulario adecuado a su edad.
  • Habilidades comunicativas: Adquirir habilidades para usar el lenguaje como elemento socializador.
  • Habilidades metalingüísticas: desarrollar las habilidades metalingüísticas que nos permiten reforzar el aprendizaje de la lectoescritura.

Para ayudar a la correcta adquisición del lenguaje juega un papel muy importante el conocimiento de las estrategias que podemos utilizar con los niños, siendo la imitación, el juego, la observación y la acción.

Si necesitáis más información podéis contactar con nosotros, tanto para realizar estimulación en niños como para la realización de jornadas formativas a profesionales y padres.

 

 

Vanesa Marco García. Departamento de logopedia del Centro Inteligencia Activa en Alicante.