Descubre si la pandemia ha afectado al rendimiento académico de tus hijos

Con las clases interrumpidas desde marzo, a muchos alumnos se les ha quitado la oportunidad de adquirir unos conocimientos que les puede salir muy caro más adelante.

Que la suspensión de las clases desde marzo ha sido todo un desafío para las familias y los docentes, es algo que cualquiera con menores a su cargo no necesita que le expliquen. El debate de si las escuelas, los padres y los propios alumnos, estaban preparados para este cambio radical en los métodos de enseñanza, se puede aplazar para otro momento.

Según el último estudio de Brown University, recién publicado en mayo 2020… “es probable que los estudiantes regresen en el otoño de 2020 sabiendo menos del 50% de lo que habrían aprendido en un año típico…”

Sin embargo, lo que no podemos aplazar (más valdría que nos anticipáramos) es atender a las necesidades educativas que tendrán los estudiantes de diferentes edades.

A raíz de este y otros estudios Inteligencia Activa junto a Grupo ALBOR-COHS, hemos realizado un análisis de la situación actual para nuestros escolares.

En este artículo encontrarás un test de Detección de Riesgos en menores por si crees que tu hijo/a puede sentirse identificado con lo que vamos a contar a continuación.

Infantes que promocionan a Primaria

De todos los posibles problemas académicos derivados de la situación que hemos vivido, el de los alumnos de Infantil que comenzarán la Primaria en septiembre es uno de los que más nos preocupa. Sus clases quedaron totalmente suspendidas, sin ninguna continuidad a distancia como es lógico, pero su promoción al curso siguiente no se detiene.

Un año cualquiera, en las clases de 3º de Infantil habrían pasado todo el año aprendiendo el alfabeto, las sílabas y las palabras. De este modo, los alumnos habrían seguido el progreso habitual y la mayoría empezarían el curso con unas buenas bases en lectoescritura.

Sin embargo, ese proceso de aprendizaje se ha visto interrumpido en seco, pero el paso de curso continúa. La experiencia de años nos hace temer que muchos alumnos puedan arrastrar las consecuencias de este retraso inicial en la lectura durante muchos años.

Por esta razón desde INTELIGENCIA ACTIVA queremos transmitir a las familias con menores en esta edad, la gran relevancia de que sus hijos tengan unas bases suficientes para la lectoescritura al comienzo del curso próximo. Por nuestra parte nos hemos volcado en desarrollar un plan específico de Enseñanza y Consolidación de la Lectura durante los meses de verano y el primer trimestre del curso próximo.

Tener una base suficiente en lectoescritura será esencial para el curso que viene.

Dificultades de aprendizaje que se han precipitado

Este cambio en la forma habitual de dar clase ha supuesto un obstáculo añadido para los alumnos que ya contaban con alguna dificultad de aprendizaje. Incluso en aquellos casos en los que no se habrían puesto de manifiesto estas dificultades, la nueva situación puede haberlas precipitado.

Con los padres ejerciendo de profesores en casa, han tenido más tiempo y oportunidades para ver cómo sus hijos aprenden y estudian. Puede que este periodo les haya servido para percatarse de algunas de sus dificultades: para mantener la atención, comprender lo que leen, entender conceptos abstractos o planificar y llevar adelante su estudio.

La unión de estas dificultades de aprendizaje con un cambio en el modelo pedagógico hacia otro más autónomo por parte del alumno, o dirigido por unos padres que, en su mayoría, no son expertos, va a traer consigo muchos retrasos en conocimientos y competencias básicas.

No podemos saber cómo van a lidiar exactamente los planes educativos con estos retrasos. Sin embargo, las familias podrán buscar ayuda psicoeducativa para el curso próximo, con el objetivo de reforzar las competencias de sus hijos y reducir los retrasos que puedan acumularse en adelante.

Ayuda a tus hijos a reforzar sus competencias y reducir retrasos que puedan acumularse.

Miedo a salir y al contacto social

Algunos menores van a sentir un gran miedo de volver a la calle, a las clases y a reunirse con otras personas. Las circunstancias que hemos vivido hacen que esta sea una respuesta natural y protectora, pero puede derivar en una situación muy limitante para ellos.

El miedo o la ansiedad nos conducen a pensamientos perturbadores, que pueden seguir esta secuencia:

  1. Me da miedo contagiarme
  2. En la calle o en clase puedo contagiarme
  3. Solo pensar en salir me produce ansiedad
  4. Decido quedarme en casa, dejo de sentir miedo y recupero la tranquilidad

Este proceso es esperable en muchos menores, incluso resulta perfectamente comprensible. Seguramente muchas familias la hayan vivido y superado ya. En los casos en los que todavía hoy persiste este miedo y el rechazo a salir a la calle, es muy recomendable resolver la situación cuanto antes, puesto que tienden a agravarse y no a mejorar.

No sé si mi hijo o hija necesita ayuda

Por último, con el objetivo de ayudar a salir de dudas acerca de cómo marcha el desarrollo de sus hijos, el Grupo ALBOR-COHS ha desarrollado una aplicación on-line. Con 35 preguntas que se contestan en menos de 2 minutos, las familias pueden obtener una valoración rápida de los posibles riesgos en el desarrollo de sus hijos, de cara a decidir buscar ayuda profesional.

INTELIGENCIA ACTIVA

INTELIGENCIA ACTIVA inicia su actividad en Aspe y Alicante en septiembre de 2015 bajo el nombre de INTELIGENCIA ACTIVA Equipo multidisciplinar. Como equipo, a sus espaldas quedan más de 22 años de historia y experiencia profesional.

La herramienta de trabajo más potente con la que cuenta el INTELIGENCIA ACTIVA es su modelo conceptual del comportamiento humano, el cual fue elaborado a partir de los trabajos de Kantor, Watson, Skinner, Lazarus, Wolpe o Ribes (por mencionar a algunos de los más relevantes). La integración comprensiva y operativa de este conocimiento acumulado durante casi un siglo de psicología experimental y su aplicación en campos tan diversos como la educación, las relaciones personales, el rendimiento deportivo o en las organizaciones es la clave fundamental de su éxito.

La combinación de todo lo anterior hacen del IACTIVA y con la alianza con GRUPO ALBOR COHS hacen una organización de características únicas en el país dentro del campo de la Psicología. Consultores, formadores e investigadores, con una actividad profesional conducida bajo una simple premisa: allí donde puedes encontrar personas hay relaciones, aprendizaje y conducta. Y nuestros profesionales son Expertos en Conducta, trabajando como Psicólogos, con mayúsculas y sin apellidos.

Horario de atención telefónica en los centros de Aspe y Alicante:

  • De lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas.
  • Calle Doctor Fleming, 32
  • 03680- ASPE (ALICANTE)
  • Plaza Alcalde Agatángelo Soler, 7 G (Rotonda C.C. Gran Vía)
  • Teléfonos:    965490422    661796831
  • Contacta con ellos por FacebookInstagram  o en hello@inteligenciactiva.es